Skip to main content
alcohol deporte
7 febrero, 2024

Cómo repercute el consumo de alcohol en tu rendimiento deportivo

 

El consumo de alcohol, sea cual sea el momento, siempre es tóxico para tu organismo. Además, si realizas actividad deportiva puede repercutir de forma negativa en tu recuperación.

Por tanto, uno de los elementos esenciales para favorecer una rápida recuperación es la hidratación.

Sin duda, la forma más saludable de hidratarte es beber agua o zumos naturales. A continuación, desde SUMA te contamos cómo afecta tomar bebidas alcohólicas en tu recuperación.

¿Cómo repercute el consumo de alcohol en la recuperación muscular?

Sí, sabemos que hay épocas (verano, navidades, vacaciones…) en las que es difícil seguir una rutina saludable. A pesar de esto debes tener claro que la ingesta de alcohol siempre es negativa para tu organismo.

Sin duda, lo más saludable para mantenerse hidratado es beber agua o zumos naturales y saludables. Pero, ¿cómo afecta consumir bebidas alcohólicas en la recuperación muscular?

Su consumo afecta de manera clara a tu organismo. ¿Lo sabías? Pues sí, consumir alcohol afecta a la recarga de los niveles de glucógenos.

¿Sabes qué son los glucógenos? Son más importantes de lo que crees.

Si consumes bebidas alcohólicas, se ingieren menos hidratos de carbono. Como consecuencia, conseguimos menos nutrientes que nos ayudan a reponer energía después de realizar cualquier tipo de actividad.

Además, las fibras musculares se ven afectadas, ya que necesitan una reparación después del ejercicio.

Por lo tanto, es hora de que seas consciente de que si lo consumes, la recuperación tras el ejercicio y tu rendimiento deportivo empeorarán.

¿Crees que estas son las únicas repercusiones de consumirlo?

No, no son las únicas repercusiones. Si lo consumes también repercutirá de forma directa en tu descanso. Tu calidad de sueño empeorará, dormirás mucho peor tras la realización de tu entrenamiento y no te recuperarás adecuadamente.

Si eres deportista, ¡evita la ingesta de alcohol!

Sea verano, se aproxime una cena con tus amigos o cualquier otro tipo de evento. Intenta por todos los medios llevar unos hábitos de vida saludables.

Si consumes alcohol de manera excesiva podrás tener algunos de los siguientes efectos:

  • Tu cuerpo se resentirá.
  • Debido al efecto diurético del alcohol, te deshidratarás más rápidamente.
  • Capacidades físicas mermadas. Afecta de manera directa a la coordinación, fuerza y equilibrio. Tu cuerpo en la realización de los ejercicios no será preciso.

Si te excedes con el alcohol los efectos secundarios se multiplican y, por tanto, la recuperación será peor.

En definitiva, no debes consumir alcohol o si consumes que sea con mucha moderación.

Si llevas a cabo buenas prácticas, tu rendimiento y recuperación serán mucho mejores. Apuesta por unos hábitos de vida saludables que incluyan una dieta sana y equilibrada.

¡SUMAte a una vida saludable!